fbpx

Aselec

27 Jul 2022

El sector de las instalaciones va camino de un cambio estructural que requiere crear empleo de calidad

La transición energética necesita del entendimiento entre los centros formativos, empresas y administración para resolver con éxito los retos a 2030.

España tiene un problema histórico con la generación de empleo en general y con el de calidad en particular. Basta con mirar las cifras del mercado laboral en la Unión Europea, constataremos que la empleabilidad en España vive una realidad que poco o nada tiene que ver con la mayoría de los países de nuestro entorno más próximo. Estamos a la cola, muy por debajo de lo que le correspondería a una economía del volumen de la española.

A una tasa de paro elevada se le suma la paradoja como ya hemos denunciado en anteriores publicaciones de que en nuestro sector como en otros muchos se tienen auténticos problemas para cubrir determinados puestos de trabajo.

Cabe un análisis profundo y medidas urgentes para que el problema tal como apuntan las tendencias se agrave en los próximos años. No hay tiempo que perder cuando las dificultades para cubrir puestos de trabajo esenciales están a la orden del día y amenazan con paralizar la capacidad productiva de muchas empresas instaladoras valencianas.

En busca de soluciones.

Desde un profundo análisis, una de las primeras conclusiones es que nos encontramos ante una serie de causas estructurales que, aunque conocidas cuesta buscar solución. Entre ellas la relación entre el mundo académico y las empresas, que son dos componentes esenciales en el proceso de creación de puestos de trabajo. Aunque formalmente cada vez son mejores todavía falta una mayor interacción.

Otra de las causas se debe al déficit de la industria en la economía española en general y valenciana en particular, frente al sector servicios y que tiene consecuencias muy graves en la generación de ocupación de calidad. Esto unido a una crisis vocacional por las materias técnicas e industriales entre los jóvenes. Los fondos Next Generation deben ser una palanca para relazar la reindustrialización de España y esta corriente favorable se debe aprovechar para dar a conocer entre los jóvenes las magníficas posibilidades que hay en el tejido industrial en general y muy en particular en el sector eléctrico más esencial que nunca en la industria y en la edificación.

Desde ASELEC venimos desde hace años detectando este problema cada vez más acuciante y es por ello que en su día decidimos incrementar nuestra cooperación con los centros de enseñanza que imparten nuestras especialidades.  Es importante que, entre todos, seamos capaces de armonizar la formación impartida por el mundo académico con los requerimientos de perfiles profesionales que estamos demandando desde el colectivo empresarial. La tasa de reposición está en peligro. El relevo generacional y la dificultad para incorporar profesionales jóvenes en las empresas instaladoras es uno de los retos más importantes al que se enfrenta el colectivo. El principal relevo generacional debe provenir de incrementar el número de estudiantes de FP de las ramas electricidad, electrónica, mecatrónica, telecomunicaciones y EERR, s y todo empieza por despertar vocación desde los alumnos de enseñanza secundaria y aprovechar el efecto que en los alumnos y en las familias pueda tener la inminente reforma de la FP.  Aunque es preciso poner el foco en armonizar la formación académica con los perfiles que demandan las empresas, sería un error no buscar otras soluciones para dotar a nuestro sector de la empleabilidad además de contribuir al desarrollo social.

Cuando la solución puede estar en saber sumar a los nuevos conocimientos de los jóvenes la experiencia de los mayores.

Los mayores de 50 años es uno de los colectivos más perjudicados por las características del mercado laboral ya que para aquellos que han perdido su trabajo les resulta muy complicado reincorporarse al mundo laboral.  Sin embargo está situación está llamada a cambiar por viarias razones. La sociedad necesita a los “Seniors”, no podemos prescindir de su experiencia, conocimiento y su bagaje, aunque implique un proceso de “reskilling” reaprendizaje quizás más practico que teórico.  Las empresas van a tener que aprender a combinar la experiencia de los seniors con los conocimientos de los juniors. Fomentar las relaciones intergeneracionales dentro de las empresas de la manera adecuada puede ser una gran solución para la productividad y el futuro de las mismas.

Reconocimiento a la Experiencia Laboral:

Tal como ya publicamos en el artículo  https://www.aselec.es/formacion-para-un-sector-con-mucho-futuro/  Estamos  inmensos en una reforma estructural de la Formación Profesional que debe ir acompañada de otras medidas como la apuesta de  ASELEC por el aprendizaje en prácticas de formación continua y la coordinación y cooperación que hacemos mención en este mismo artículo  con los centros docentes que imparten nuestras especialidades.

Precisamente entre las reformas hacia una nueva FP recientemente hemos tenido conocimiento a través de nuestra Federación FEMEVAL de una nueva medida que sin duda puede ser una solución para muchas empresas instaladoras y que desde ASELEC pondremos la máxima atención para informar y orientar a nuestros asociados en su desarrollo, como posibles beneficiarios de la misma.

El “Plan Estratégico de impulso de la Formación Profesional” dentro de la componente 20 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ha fijado como uno de sus objetivos principales el “Reconocimiento y acreditación de las competencias básicas y profesionales adquirías a través de la Experiencia Laboral.”

Según el plan existe en nuestro país un elevado porcentaje de profesionales que, habiéndose formado a través de la práctica profesional, no disponen de un reconocimiento formal de sus competencias profesionales (48% de la población Activa).

Es por ello que la Generalitat Valenciana a través de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha puesto en marcha un procedimiento permanente, para la evaluación y acreditación de las unidades de competencia profesional incluidas.

El objetivo es que cualquier persona residente en la Comunitat Valenciana, con experiencia laboral y formación no formal suficiente en cualquiera de las familias profesionales del Catálogo nacional de cualificaciones, pero que no disponga de ningún título de Formación Profesional o Certificado de Profesionalidad relacionado con dicha experiencia y formación, pueda iniciar un procedimiento para la evaluación y acreditación de su competencia profesional según el Catálogo Nacional de las Cualificaciones Profesionales.

Más información consultando a ASELEC y en:

https://www.gva.es/es/inicio/procedimientos?id_proc=21610&version=red

https://ceice.gva.es/es/web/cualificaciones-profesionales/procedimiento-de-acreditacion-de-competencias

Juanjo Catalán Giménez

Consultor empresarial y Coolhunter energético

Asesor de ASELEC

 

FENIEFIECOV Colaboradores ASELEC Fenie Energía Generalitat Diputació de València IVACE U.E.